Pastel de Arroz. Se parece a muchos postres que conocemos, pero no.

¿Y por qué este título? Debo empezar diciendo que, cuando descubrí este pastel hace años en un viaje a Bilbao me encantaron. Se parecían a los pasteles de Belém portugueses, con la capa de encima tostada y cremosos por dentro. Ahora, cuando he decidido ponerme a hacer la receta me he dado cuenta que, pese a llamarse pasteles de arroz, en realidad hay una carencia total de arroz este postre. Para mi podría responder al nombre de «tartaleta de leche» o algo por el estilo… He leído que sobre todo se llaman de arroz porque antiguamente una parte se elaboraba con el arroz con leche sobrante, imagino que se utilizaría en la base y de ahí la denominación de «pastel» y materia prima «arroz». También he leído que se utilizaba harina de arroz porque esta receta fue importada de Asia y en lugar de harina de trigo se utilizaba harina de arroz en su elaboración. Sea como sea, cuando hacemos estos pasteles, tanto en el proceso como el resultado final, podemos pensar que estamos ante un cheese cake o una tarta de manzana pero es un postre mucho mas fácil que estos.

En esta receta en lugar de hacer pequeños pasteles voy a hacer la receta para un molde de 15cm, pero por supuesto si tu la vas a hacer en casa puedes utilizar el molde que tengas.

Ingredientes:

Para la base sólo vamos a necesitar hojaldre, si no quieres ponerte a hacer el hojaldre casero puedes comprar una lámina refrigerada en el supermercado.

Para el relleno necesitamos:

50gr. de mantequilla en pomada

75gr. de azúcar

2 huevos tamaño «M»

65.gr de harina

250ml. de leche a temperatura ambiente

El primer paso es el de el cremado, con la ayuda de una batidora de varillas ponemos la mantequilla blanda en un bol y añadimos el azúcar y batimos durante un par de minutos.

Después añadimos los huevos de uno en uno mientras batimos hasta conseguir una masa homogenea.

Ahora es el momento de añadir la harina, en este paso no recomiendo batir con las varillas, prefiero hacerlo a mano con una lengua de repostería, se tarda un poco mas pero para mi el resultado es mejor al sobre batir la mezcla para que el gluten de la harina no se desarrolle. Reservamos la mezcla.

El segundo paso es forrar el molde con mantequilla y acomodar el hojaldre para después verter la mezcla dentro.

Ahora para el horneado caliento el horno hasta los 200 grados con calor por arriba y por abajo y cuando alcance la temperatura pongo la tarta dentro con la bandeja en la última posición de abajo y horneo durante 10 minutos.

Transcurrido el tiempo subo la bandeja a la mitad de las posiciones del horno y continuo horneando durante otros 10 minutos. Cuando pase el tiempo activo el ventilador y continuo horneando otros 10 minutos. La capa de arriba de la tarta se verá ligeramente tostada pero, cuidado que no se queme!

Una vez horneado saco la tarta del horno y la coloco sobre una rejilla y la dejo que se enfríe unos 15 minutos antes de retirarla del molde.

Normalmente ya estaría el postre hecho y lo podemos comer templado o frío, pero yo he preferido decorarla un poco con una mermelada de fresa y unas frambuesas y fresas congeladas por encima.

Espero que este postre típico de Bilbao os guste, que lo practiques y que me hagas llegar tus resultados! nos vemos en el próximo post!